Las Monedas de Poncio Pilato Parte 1


Monedas de Poncio Pilato

No son realmente hermosas, o realmente raras, ni tienen un valor monetario muy grande. Sin embargo, estas monedas aparentemente modestas llevan en su peso una época y un acto que tendría una inmensa consecuencia para la historia del mundo. De hecho, están estrechamente asociados con tres factores básicos que vieron la base del cristianismo:

  1. La proximidad temporal: la mayoría de los expertos modernos están de acuerdo en reconocer que el año ahora designado 30 C.E. marcó el juicio y la muerte de Jesús. Dado ese marco de tiempo, las monedas de Pilato fueron acuñadas en 29, 30 y 31 C.E.
  2. La proximidad geográfica: la hipótesis más creíble indica que estas monedas en particular se vieron elaboradas en Jerusalén, la ciudad en la que tuvieron lugar los acontecimientos significativos.
  3. La proximidad humana: el propio Poncio Pilato diseñó y puso las monedas en circulación, y por supuesto, él fue el hombre que condujo el juicio y ordenó la crucifixión de Jesús.


Entonces, todos, ya sean creyentes o simplemente amantes de la historia o de la numismática, encontrarán en estas monedas evidencia directa y testimonio de un episodio cuya memoria ha sobrevivido 2000 años: un evento trascendental que ha tenido un gran alcance formado el mundo que conocemos.

También notaremos el carácter excepcional de las monedas de Pilato: excepcional por la naturaleza de las imágenes que portan, por las numerosas variantes que ofrecen, por la presencia de contramarcaciones y, sobre todo, por la parte que su creador desempeñó en la historia. La apariencia putativa de estas huellas de monedas en la mortaja de Turín aún no ha sido confirmada por pruebas científicas más sólidas.

Monedas de Poncio Pilato

Las monedas de Pilato son monedas romanas, las palabras en ellas son griegas, circularon en Judea, y hoy se encuentran repartidas entre coleccionistas de todo el mundo después de haber estado enterradas durante 2000 años en la tierra. Fueron acuñadas y utilizados durante un período que produjo un evento destinado a cambiar la faz del mundo, y emitidas al comando de uno de los principales actores en ese evento. ¡Un destino increíble y dramático para aparentemente tan pequeñas monedas humildes y sin pretensiones!

En la esfera de la numismática, las monedas de Pilato se encuentran en el extremo opuesto de ciertas monedas que se crearon cada año exclusivamente para los coleccionistas. Brillantes como botones de guardias de caballo, estas monedas especialmente acuñadas nunca se han usado y nunca se usarán; su calidad técnica es inmaculada, pero su valor histórico es insignificante.

Durante 35 años las monedas de Pilato pasaron de mano en mano todos los días. Conocían el aroma de los puestos de especias, escuchaban el despotricar de los mercaderes y olían el sudor y el polvo de las tareas cotidianas. Estaban vivos con los sonidos de las voces hebreas, arameas, griegas y latinas, que ahora regateaban por un precio y ahora ofrecían oraciones a YHVH, a Jesús o a Júpiter.

Nadie reza más a Júpiter, pero las monedas de Pilato son testigos supervivientes de una época en que los primeros cristianos eran considerados como una secta mesiánica entre muchos otros en medio del judaísmo en crisis. La división absoluta entre el judaísmo y el cristianismo tuvo lugar alrededor del año 70 a. C., el año que marcó el final trágico de la primera rebelión judía. Fue a partir de ese momento, también, que  las monedas de Pilato dejó de usarse.

Como cada uno de nosotros, que lleva siempre unas monedas pequeñas en el fondo de nuestros bolsillos; no hay duda de que algunas de las monedas de Pilato resonaban a las últimas palabras del más famoso de todos los suplicantes. Una historia muy larga tuvo su comienzo ...

Poncio Pilato El hombre y sus métodos

Cuando en 26 a. C. el emperador Tiberio nombró a Poncio Pilato como prefecto de Judea, el territorio ya había estado bajo dominación romana durante casi un siglo. Lo menos que podemos decir es que el hombre fue bastante duro. Su mentalidad y cultura eran típicamente romanas, y habría sido difícil conciliar su actitud con la de los judíos, cuyas creencias y costumbres nunca entendió, y por las cuales tenía poco respeto o interés.

Paradójicamente, a pesar de los problemas evidentes de comunicación y entendimiento con el pueblo, las relaciones de Pilato con las autoridades sacerdotales parecen haber sido buenas. Como gobernador mostró evidencia de buena voluntad y de imaginación, y parece que, a diferencia de otros procuradores, no estaba implicado en prácticas corruptas, ya sean activas o encubiertas; no hay nada que demuestre que fue deshonesto o traicionero. En el análisis final, su nombramiento fue administrado adecuadamente, excepto su implicación en el acto bárbaro que resultó en el final de su mandato. Sin embargo, debe recordarse que la severidad y la dureza fueron el orden normal del día en tiempos pasados, aunque esto puede ser difícil de comprender en nuestros días democráticos reales de comodidad relativa.






QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Registra tu email aquí:

Por FeedBurner

Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue
Las Monedas de Poncio Pilato Parte 1 Las Monedas de Poncio Pilato Parte 1 Reviewed by Mercedes Balda on 13:30:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.